Esas miradas

Sigo buscándote

josuApareces de repente, oculta, sin avisar, habitualmente te gusta la noche y te conviertes en una fuerza irresistible. Aunque tu hábitat natural, sea la oscuridad, puedes aparecer en cualquier lugar y llenar de felicidad a quien se la dedicas, a veces puedes ser engañosa, pero si eres amistosa o encuentras quien te escuche eres encantadora demoledora.

Sí efectivamente como dice el título hablo de las miradas, siempre he pensado que lo más bello de una mujer por encima de banalidades del cuerpo, que eso es otra cosa, lo más bonito es una mirada, la mirada de una mujer lo dice todo. Hace tiempo que tenía ganas de escribir sobre ello, cuando sales por ahí te quedas mirando a alguien o notas que alguien te mira, es como si estuvieras hablando con ella sin decir una palabra, que estas diciendo???, porque no la conoces de nada, quizás un me gustaría conocerte…

En ocasiones cuando esa mirada es correspondida y empieza el juego, es como jugar al gato y al ratón, voy a mirar sin que me vea, y ella piensa lo mismo, pero en algún momento ocurre que se vuelven a juntar esas miradas. Casi nunca pasa nada y todo queda en eso pero te vas a casa contento alguien se ha fijado en ti y eso a todos nos gusta o soy yo solo el raro.

Cuando esas miradas son más descaradas o cuando reincides en la misma mirada día tras día o noche tras noche, en ocasiones estas acompañado de tu pareja e intentas que no se de cuenta, te pones detrás de ella, haces que bailas, etc… en fin un juego que llegara donde quiera cada uno. Pero un juego que nos engancha y que seguramente saca parte de nuestro yo más intimo a los que nunca hemos sido capaces de decirle nada a nadie y nos hemos conformada con una mirada cariñosa o vehemente de alguien a quien apreciamos.

Ay esas miradas que nos cautivan y que en ocasiones durante mucho tiempo no podemos olvidar, reflejan tantas cosas. La mirada de una persona en la relación que tiene contigo lo dice todo, sea la relación del tipo que sea.

Al escribir esto, evidentemente es por algo, me cuerdo de ti, porque solo tu mirada cautivadora me hacia repetir una y otra noche en la misma obsesión, y aunque nunca sepa tu nombre y seguramente nunca te volveré a ver, disfrute mucho con ese juego.

Antxon

Nací un 30 de Mayo de 1967 a eso de las 6 de la tarde, desde pequeño he sido diferente, muy diferente, me dicen que no he tenido infancia, puede ser, los dibujos y la tele nunca han sido lo mio. Mi infancia transcurrió entre Bilbao y Karrantza mi gran amor, Conóceme