Cuesta mucho hablar bien, pero cuesta más escuchar con discrección

en

Cuesta mucho hablar bien, pero cuesta más escuchar con discrección

Maria

Yo también me he sumado a la moda de las frasecitas, espero que os gusten.