La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza

en

La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza

Napoleón

Maria