Las personas y los pueblos son siempre hijos de sus propios actos

en

Las personas y los pueblos son siempre hijos de sus propios actos

Maria