Los que se equivocan de buena fé son dignos de compasión, jamás de castigo

en

Los que se equivocan de buena fé son dignos de compasión, jamás de castigo

D. Diderot

Maria